Economía Escuchar artículo

Docentes cuestionaron el anuncio salarial del gobierno de Sgo del Estero por insuficiente y denunciaron una pauperización de los trabajadores

En una marcha desmintieron que se cobrará el doble, porque a la fecha un 100% de aumento implicará una brutal pérdida de poder adquisitivo ante la inflación que rondará este mes el 230%.

Una marcha de Cisadems, estudiantes de profesorados y organizaciones políticas repudió el anuncio de incremento salarial que dio a conocer el viernes 2 de febrero el gobernador Gerardo Zamora, por considerarlo un feroz ajuste contra la docencia y toda la administración pública provincial.

El secretario general de Cisadems, Darío Toledo, expresó que el gremio resolvió “rechazar los anuncios del gobierno provincial por ser insuficientes”. Y afirmó: “No van a cobrar el doble, como la prensa quiere hacer creer. Miles de docentes van a cobrar salarios inferiores al nivel de indigencia. Hoy, en febrero de 2024, luego de un año de congelamiento de salarios docentes y de la administración pública provincial, cuando el combustible aumentó más del 450% a una maestra que viaja al interior le aumentan el 100% cuando las naftas subieron casi 5 veces más. Cómo van a hacer los docentes para dirigirse a su trabajo, de eso no habla la prensa, ni que una maestra con 12 años de antigüedad no superará los $280.000 cuando la línea de pobreza, la Canasta Básica Total está arriba de los $500.000”.

La incidencia del precio del transporte y de los combustibles golpea severamente a los docentes rurales, que verán comprometida una significativa parte de sus salarios para trasladarse.

El gremio realizó un análisis del anuncio y calculó en su página de Facebook que personal con hasta 12 años de antigüedad perderán estrepitosamente: una maestra celadora percibirá aproximadamente $238.912; un auxiliar de secretaría $210.819 y una maestra de grado $280.000. Cifras que los colocan –según el caso- por debajo de la línea de indigencia de $217.915 y de pobreza estimada en $495.798, para una familia tipo, de acuerdo al Indec.

Por otro lado, criticó que “nada dicen los anuncios de los dos meses de salario mínimo que le debe a toda la docencia de todo Santiago del Estero: más de $60.000 a cada docente. Por esa violación de la paritaria nacional ya se planteó un reclamo ante el Consejo General de Educación y la subsecretaría de Trabajo de la provincia.

“La provincia no dice nada de los $20,80 por día que paga por cada alumno en el comedor escolar. Dentro de un mes comenzarán las clases y los alumnos no tendrán comedor escolar”, advirtió, en alusión a una misérrima cifra fijada el año pasado y apenas alcanza par aun caramelo.

Toledo, además, remarcó que “nada dice el gobierno del boleto estudiantil en Santiago y La Banda, ni de que estuvieron un año congelados los salarios básicos mientras que el endeudamiento de los trabajadores públicos y de la educación fue mensual. Ningún docente tiene hoy, 5 de febrero, un peso en el bolsillo. La ayuda escolar y el bono que dicen que van a pagar el 9 de febrero será para comer, nada alcanzará para enviar a un niño o una niña a la escuela; la canasta escolar trepó por arriba del 300%. ¿Cuál sueldo alcanzará para poder comer este mes? Está pronosticado que la inflación en enero será por arriba del 20% y en febrero y marzo igual”.

A eso añadió que se esperan nuevos aumentos de combustibles y transportes. “¿Qué sueldo puede aguantar si el anuncio que hace el gobierno ya hoy no sirve porque no alcanza a cubrir lo que se debe del año pasado. No alcanza a cubrir la canasta familiar hoy. Entiendan que no se cobrará el doble porque los básicos de toda la administración pública y de la docencia estuvieron congelados un año en el que la inflación superó el 230%. Por lo tanto, si el aumento no era de más del 200% hemos perdido más de la mitad del poder adquisitivo y a eso se le suma el endeudamiento que viene sosteniendo los hogares santiagueños durante todo el año 2023 y que se pronostica que no habrá desendeudamiento este año”.

El dirigente también advirtió que el anuncio no fue trasmitido en vivo –como es habitual- y se difundieron fotos de archivo, el viernes a última hora: “Por algo fueron cuidadosos los gremios de la Mesa de Dialogo y hasta el mismo gobierno provincial que así como no actualizaron como deben los salarios ni la foto que salió en los medios de comunicación es actual, porque parece que ninguno quiso salir a dar la cara porque saben que van a quedar pegados a una connivencia que sigue aprisionando en la pobreza al trabajador y las familias de Santiago del Estero”.

“Hacen estos anuncios en plenas vacaciones –remarcó- y los docentes van a tomar real dimensión cuando cobre el primer sueldo con aumento, a fines de febrero o comienzos de marzo, con un 20% más de inflación que perderán. Hagamos números: un paquete de arroz a comienzos de 2023 costaba $700 y hoy $2000, aumentó un 250%. ¿Cómo van a dar un aumento del 100%? Y no faltan los trols, los aduladores y punteros políticos que para lo único que sirven es para someter al pueblo, como cómplices necesarios para mal informar, para ilusionar. Pero la maestra, la madre, el padre que va a comprar lo necesario para la comida del día a día y los impuestos sabe que esto no le va a alcanzar”.

Y advirtió: “A veces, en una provincia donde nos tienen ajustados hace más de 15 años parece que es importante que anuncien un aumento y un bono, pero eso no alcanza. Ese dinero no alcanza hoy y todavía no lo hemos cobrado, sino que recién se pagará dentro de un mes”.

Pero en forma paralela a esa licuación de los ya magros ingresos estatales, Toledo alertó por una medida paralela para evitar la protesta docente: “El gobernador Zamora, antes que salió el decreto de necesidad y urgencia del 21 de diciembre (de recorte de gastos públicos), el 19 declaró como servicio esencial a la educación pública y a todos nos suena importante eso. La escuela es esencial e importante, pero no un servicio esencial. Con esa declaración se violan convenios internacionales, pero detrás de eso lo que está oculto es que el gobernador Zamora quiere impedir las huelgas docentes. Declarando servicio esencial se anulan de esta manera y lo hizo consciente de que el aumento no iba a ser suficiente y vamos a sufrir durante todo el año. Nos quieren atar para que no salgamos a reclamar o le hagamos una huelga sabiendo lo que va a sufrir toda la clase trabajadora durante 2024”.

“Por eso hizo un DNU de urgencia económica –acotó- y lamentablemente gran parte de la comunidad apoyó ese decreto sin saber que irá en perjuicio de la propia gente trabajadora de la administración pública provincial y de toda la docencia. Si no había trabajo y los sueldos eran bajos, va a ser peor este año. Y ya una muestra es el anuncio retrógrado, tardío e insuficiente que acaban de hacer. Fijensé el detalle de que esta vez no hubo video ni foto porque saben que la crítica y el rechazo iba a ser total ya que saben que es totalmente insuficiente”, subrayó.

Comentarios
Volver arriba