La firma paneuropea de administración de mercados Euronext no tiene simple su asalto a Bolsas y Mercados Españoles (BME). La irrupción de la suiza Six Group en la batalla por el gestor del mercado nacional con el lanzamiento de una oferta a 34 euros por acción, lo que valora la compañía en 2.840 millones de euros, fuerza a Euronext a proponer una contra oferta por arriba de los 3.500 millones, un 25% superior a la oferta suiza.

Para afrontarla, la compañía debería disparar su deuda actual, 769 millones a cierre de septiembre, hasta en un 300% y romper sus ratios de rentabilidad En tanto que tiene en caja 680 millones de euros. Actualmente su deuda acerca de ebitda es de 1,8 veces. Este ratio es fundamental a fin de que las agencias de rating mantengan su calificación y no se encarezca su deuda.

La otra opción es una ampliación de capital y pedir en el mercado fondos que suman prácticamente el 50% de su capitalización actual, 4.700 millones, o bien incluir en la oferta el intercambio de acciones como forma de pago, menos atractivo para los accionistas.

A su vez, la firma paneuropea está inmersa en el proceso de integración de la Bolsa de Oslo, adquirida en junio de 2019, lo que elevó la deuda hasta 789 millones a cierre de junio. El ratio de deuda acerca de ebitda se disparó entonces de 0,3 veces en 2018 a 1,9 veces Después de la intervención. La compañía financió esa compra con una emisión de bonos por 500 millones, a un interés del 1,125%, que vence en 2029. Tiene abierta otra emisión de bonos por 500 millones de 2018, en el instante adquirió la Bolsa de Irlanda, que vence en 2025.

Fondos no esperan

por consiguiente, no es simple la ‘jugada’ de Euronext, que tiene los ratios de rentabilidad al filo de la alarma. de hecho, Múltiples grandes accionistas de BME han vendido sus títulos Después de la revalorización de la compañía por la OPA suiza, sin aguardar a que se genere una contraoferta que, de producirse, elevaría aún más sus ganancias.

Estos días han vendido sus títulos completamente, como Gaesco Bolsa, o bien parcialmente, como la gestora de Caixabank. Y este jueves ha sido la gestora inglesa Schroders quien ha parte a la CNMV la venta de 201.342 acciones por valor de 7,2 millones de euros. Ha pasado de controlar el 1,039% del capital a agregar el 0,789% de BME.

Los dichos este jueves en una entrevista en Boursorama del consejero delegado de Euronext, Stephane Boujnah, no han frenado estas ventas. Boujnah ha señalado que mantienen el interés por BME y siguen las negociaciones con la compañía para presentar una oferta firme en enero. En cambio, el consejero delegado de BME, Javier Hernani, ha señalado este jueves en un acto público que «cualquier nueva oferta debe mejorar el coste y el plan industrial de Six».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here