Es el martillo del circuito, el firme heredero de Stan Wawrinka a la hora de imprimir ritmo a la pelota desde el fondo de pista. Dominic Thiem ha venido a Londres con el único fin de llevarse el título y ya ha cumplido la 1era premisa para ello. El austriaco, Después de derrotar ni más ni menos que a Roger Federer en su encuentro de comienzo, acabó con la resistencia inagotable de Novak Djokovic en una maratón resuelta en el tie-break del 3er set A favor del tenista de Wiener Neustadt.

Con un tenis arriesgado, No obstante firme en convicción, Thiem ha logrado desconectar a Djokovic en el instante el 1er set había ido a detenerse a las manos del pentacampeón entre los maestros. Un escenario idílico para el serbio que No obstante no pudo aprovechar debido al emocionante tenis de Domi, quien esta temporada, aun cayendo en la irregularidad, ha Probado que está dispuesto para dominar en cualquier superficie siempre y en toda circunstancia y en toda circunstancia y en todo momento y en el instante le acompañe la inspiración.

Con una derecha mortífera y un revés de otro planeta en concepto de plasticidad y fuerza, el austriaco remontó un set adverso ante Djokovic causando el cortocircuito que le iba a llevar a la 3era manga. El 6-3 de la 2da dejó una inercia traducida en break a favor en la manga terminante, No obstante el mal de altura visitó hasta en dos ocasiones a Dominic. Nole empataba la manga y se colocaba aun con resto para ganar, No obstante Thiem primero forzó el tie break y más tarde remontó un 3-0 en igual para concluir levantando los brazos y poniendo los dos pies en la nube de semi-finales de la Copa Masters. A ver quién le baja de ahí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here