Anil Murthy ha utilizado los medios oficiales del club para explicar ciertas de las polémicas que han salpicado al conjunto che en los últimos meses. El 1er magistrado del Valencia, que ha comenzado justificando la destitución de Marcelino, ha hablado de su gesto mandando callar a Mestalla y De la misma forma acerca de lo acontecido con Cañizares.

Murthy lamenta que el Valencia no haya podido retomar su apoyo al proyecto de Cañizares en la lucha contra el cáncer 

Conforme Anil Murthy, con Cañizares hubo un malentendido y, mas el club ha querido retomar el proyecto para combatir el cáncer infantil, ésto ya no ha sido posible. «El Valencia llevaba prácticamente cinco meses trabajando desinteresadamente para ayudar a la compañía que impulsaba esa acción a fin de que se pudiera llevar a cabo No obstante en esos instantes decidimos que debíamos aguardar a ponerla en marcha. Con Cañizares hubo Ciertamente un malentendido A este respecto y él hizo unas dichos Desde los data que debía. mas, somos y deseamos continuar siendo un club solidario y comprometido con su responsabilidad con los que peor lo tienen en esta sociedad y lo demostramos todos y cada uno de los días, este tema no era una excepción. de hecho, debo confirmar que hace algunos días nos pusimos a predisposición de dicha empresa para buscar nuevas fechas y poner en marcha la acción, No obstante examinaron su agenda y, a través del propio Cañizares, nos dijeron Para concluir que los tiempos de la acción, como estaba preparada por las dos partes, ya no era posible y, por desgracia, debemos aceptarlo. Por supuesto, vamos a continuar trabajando con nuestra Fundación, en proyectos de ayuda a la niñez, entre ellos contra el cáncer infantil», ha dicho el 1er magistrado del Valencia.

Lo acontecido con Cañizares fue un malentendido Del mismo modo que el gesto de Murthy mandando callar a la afición del Valencia

Por su lado, respecto a su polémico gesto, ha comentado: «Intenté explicarlos solo unos minutos más tarde en mis redes sociales, mi única pretensión era buscar calma y que todos nos centráramos en el club. Justo en ese instante los jugadores lo estaban pasando mal en el campo y para mí, De la misma forma, eran unos instantes de mucho estrés, mi familia y yo estábamos recibiendo amenazas muy, muy graves. Dicho eso, lamento todo lo que pasó con esos gestos y no se van a volver a repetir. Todos debemos respetarnos y cuidar siempre y en toda circunstancia y en toda circunstancia y en todo momento la buena imagen del club, yo el primero. Todos debemos hacer que Mestalla sea un cancha respetuoso, sano y tolerante en el que, eso sí, el Contrincante sienta una enorme presión A favor de nuestro club. Todos deseamos lo mismo y el club Precisa y se merece experimentar de su afición un apoyo absoluto a lo largo de los noventa minutos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here