La prevención de los esguinces de tobillo incluye la elección del calzado, la preparación física y ciertos hábitos de postura corporal. aunque estas lesiones en los ligamentos son muy habituales, existen ciertas medidas para prevenir. Es preciso conocer las causas para trabajar en ellas aparte de efectuar un tratamiento adecuado en el caso de padecer un esguince.

Esguinces de tobillo: tipos

Los esguinces de tobillo son lesiones en los ligamentos por acerca de-extensión o bien rotura de exactamente los mismos. Un movimiento cara dentro o bien fuera mayor a lo normal, giros bruscos o bien torceduras son las primordiales causas. Se pueden clasificar en tres tipos:

Grado 1

La dificultad es menor y no afecta en gran medida la funcionalidad de las articulaciones. El dolor aparece En general en el instante se apoya el pie. De la misma forma, la inflamación es menor y se puede curar solo con mínimo reposo.

Grado 2 o bien moderado

La movilidad se percibe afectada imposibilitando los saltos o bien determinadas situaciones como puntas de pie. El dolor es severo y existe inflamación en toda la zona, que genera cojera en el desplazamiento. Es posible su curación con un período de rehabilitación y De la misma forma inmovilización del tobillo.

Grado 3 o bien severo

Se caracteriza por una rotura total del ligamento que imposibilita el movimiento. El dolor y la inflamación adquieren gran importancia y requieren de un tratamiento más profundo. Analgésicos, férulas o bien tobilleras, son ciertas de las indicaciones aparte de un largo período de inmovilización.

Medidas para prevenir los esguinces de tobillo

Tanto sea en las rutinas ordinarias como en los entrenamientos deportivos, la prevención es la mejor medida. Los esguinces no son específicos de deportistas, pueden suceder en cualquier ocasión a todas y cada una y cada una y cada una de las personas. Estos consejos ayudan a prevenir los esguinces de tobillo:

Calzado  

La elección del calzado adecuado para cada tipo de actividad es fundamental. El pie ha de estar bien sujeto para eludir torceduras o bien caídas que causen daños en los ligamentos. No hay que olvidar eludir los tacones altos o bien poco firmes en zonas irregulares.

Ejercicios de calentamiento

ya Ya antes de la realización de actividades físicas, es básico efectuar los ejercicios de calentamiento para preparar la zona. Los músculos y articulaciones trabajan de forma más saludable con una preparación adecuada.

Musculatura y equilibrio 

Una musculatura desarrollada ayuda a prevenir esguinces de tobillo. en el caso de caídas o bien golpes, los músculos tensan la zona y actúan como protectores de las articulaciones. Será preciso, por tanto, un equilibrio entre las dos extremidades para no aumentar el riesgo de lesiones.

Ejercicios propioceptivos

Los ejercicios propioceptivos trabajan fuerza, coordinación, velocidad, agilidad y estabilidad. Con esta clase de entrenamiento el cuerpo consigue mejores reacciones en ante de situaciones de desequilibrio. El resultado es una optimización de contestación del tobillo en ocasiones con riesgo de causar lesiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here