Las acciones de la multinacional española de telecomunicaciones presidida por José María Álvarez-Pallete se desploman a mínimos de hace 22 años Después de acumular una caída en Bolsa superior a un 12%. A esta tendencia negativa se le une la liquidación de su costo fin del 30% anunciada por UBS, que ha acelerado aún más esta caída.

La firma se ha dejado en el parqué de España esta semana más de un 5% de su valor, cifra que supone unas pérdidas de más de 1.000 millones de euros de su capitalización bursátil. Entre los factores que afectan a la evolución de la compañía se halla la creciente competencia en el ámbito, con cada vez más operadoras que luchan por hacerse en hueco En el mercado nacional.

Aitor Méndez, analista de IG Markets, Resalta que «la cotización de Telefónica cayó este viernes cerca de un 3%, marcando un nuevo mínimo intradía en los 6,335 euros por acción. Esto supone el nivel más bajo registrado por los títulos de la multinacional española desde el pasado mes de noviembre de 1997, Después de ver de qué forma los analistas de UBS recortaban su recomendación acerca de el valor».

Al ‘hachazo’ de la entidad suiza hay que agregar el ‘tijeretazo’ llevado a cabo por la compañía de servicios financieros Barclays, que ha reducido el costo fin de Telefónica de 8,7 euros por acción a 8 euros. así, ciertos bancos de inversión más destacados del mercado dan un toque de atención a la firma de Álvarez-Pallete, que en el último trimestre anunció unos resultados que mostraban un menor nivel de desarrollo.

Nuevos competidores

Otro de los factores que la compañía del ámbito de las telecomunicaciones debe disponer en cuenta, especialmente en el contexto actual, es que su competencia ya no se halla únicamente en otras operadoras de telefonía, Sino más bien más bien De la misma forma en las nuevas plataformas de contenido audiovisual. Compañías como Netflix, HBO o bien Amazon Prime han entrado en el mercado con mucha fuerza y ofrecen una extensa pluralidad de contenido de pago que puede lastrar la cuenta de resultados de Telefónica a largo plazo.

«ante este escenario, los inversores aprovechan el verano para cerrar situaciones en la teleoperadora y su cotización acumula ya 5 semanas consecutivas a la baja, con descensos que se han acelerado hasta el 4,01% la semana pasada y al 6,4% en esta última», ha destacado Méndez.

Y es que A pesar de que en sus resultados del 2do trimestre Telefónica avisó un incremento de su beneficio de un 2,8%, las acciones de la compañía llegaron a caer cerca de de un 3% en el Ibex 35, reflejando que la teleco no había cumplido con las esperanzas del mercado. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here