El PSOE ha pedido por escrito al 1er magistrado de la asamblea de la villa de la capital española, Juan Trinidad, que convoque una ronda de consultas y que garantice al candidato socialista, Ángel Gabilondo, «su derecho a intervenir como candidato en el pleno de investidura».

De esta manera consta en el escrito que ha registrado este viernes por el portavoz adjunto de los socialistas madrileños Rodríguez Uribes en contestación a otro de Trinidad, con fecha de 10 de julio, como contestación a la 1era pedido del PSOE a fin de que formalizase la propuesta de candidatura de Gabilondo.

Por su lado, Trinidad recalca que, «en el ejercicio de la función arbitral y moderadora atribuida a la Presidencia de la asamblea», se realizaron «no una Sino más bien más bien hasta dos rondas de consultas», y explica que en las dos rondas se constató que dos portavoces parlamentarios se postulaban como aspirantes, el socialista y la ‘popular’, Isabel Díaz Ayuso, y que las dos candidaturas eran inviables.

«Respecto de los dos casos se anunciaron explícita y Asimismo inequívocamente un número de votos negativos en cuantía tal que convertía a las dos candidaturas en inviables tanto en 1era como en 2da votación», precisa el escrito del 1er magistrado.

Trinidad afirma que este supuesto es «exactamente» el descrito en el artículo 182.3 del Reglamento de la asamblea, que apunta que «en el supuesto de que, Después de la consulta con los representantes designados por los Conjuntos políticos con representación en la Cámara, la Presidencia de la asamblea no pudiera proponer al Pleno un miembro del Congreso de los legisladores como candidato a la Presidencia de la Comunidad, aquella fijará el instante para la celebración de la sesión de investidura».

«En dicha sesión –prosigue el citado artículo–, si la referida ocasión continuase, se dará cuenta al Pleno de la imposibilidad de proponer un candidato, a los efectos de lo dispuesto en el artículo 18 del Estatuto de Autonomía, abriéndose un turno de intervención de diez minutos por conjunto Parlamentario para explicar su posición. Constatado en dicha sesión de investidura que ningún candidato habría obtenido la confianza de la asamblea, en los términos establecidos en el citado artículo 18 del Estatuto, comenzará a computarse el plazo de dos meses previsto en su apartado 5».

Otro pleno sin candidato

Trinidad reconoce que «se ha suscitado cierta controversia pública acerca de el alcance del precepto citado», No obstante asegura que «su redacción no deja lugar a dudas». «En ningún instante se alude al supuesto de ausencia de candidato Sino más bien más bien expresamente se refiere al supuesto de que los aspirantes postulados no hubiesen obtenido la confianza de la asamblea de haber sido propuestos».

Trinidad ha defendido que su actuación «se ajustó escrupulosamente a las previsiones estatutarias y reglamentarias vigentes», aparte de resaltar que dicho precepto fue introducido en la última modificación del Reglamento, aprobada el 7 de febrero del año actual.

Rodríguez Uribes le responde que «no se pone en cuestión la celebración de las rondas de consultas«, No obstante que «completar, explícita y Asimismo inequívocamente, de esas conversaciones que las candidaturas eran inviables exige, No obstante, ciertas precisiones».

«Bien Es verdad que en los dos casos no parecía estar garantizado el número de votos requerido para ser investido. No obstante Asimismo resulta cierto que, Por una parte, no hay ninguna predisposición reglamentaria que exija esa anterior condición para ser propuesto -aunque sí para ser elegido- y que, por otro, no resulta imprescindible asegurar, sin ningún género de duda, que se obtendrá la confianza de la asamblea».

De esta manera, el portavoz adjunto reitera lo que mantuvo Gabilondo en el pleno de investidura sin candidato del pasado miércoles, en el instante expresó su disentimiento con la interpretación del Reglamento realizada por Trinidad, «dada la competencia del Pleno y del derecho especial de cada parlamentario no sometido a un orden imperativo», y que «no ha de descartarse que la Resolución individual pueda surgir de los argumentos expuestos en el Pleno».

Rodríguez Uribes insiste en pedir a Trinidad que «dado que hay aspirantes, sea propuesto quien tenga más apoyos -que no votos- En tanto que eso no puede deducirse tan directa y matemáticamente ni de las conversaciones mantenidas ni de las intervenciones en el Pleno del pasado 10 de julio».

Además, pone de manifiesto que, a su juicio, los requisitos los reúne Gabilondo, «por ser el candidato más votado y el que cuenta con más apoyos parlamentarios».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here