El PP piensa que el PSOE elevará la presión acerca de Podemos hasta el último instante a fin de que Pablo Iglesias le brinde los 42 escaños que tiene en el poder legislativo y pueda ser investido 1er magistrado del Gobierno. Así lo han manifestado a Efe fuentes del encuentro de Pablo Casado, quienes De la misma forma insisten en que la posibilidad de unas segundas elecciones sería «un disparate», No obstante reconocen que serían PP y PSOE las dos formaciones mejor paradas, Completamente lo opuesto que Podemos o bien Ciudadanos.

Han señalado, Además, que Sánchez se presentará a la investidura en el mes de julio No obstante no tenga los apoyos precisos, para más tarde agotar el plazo hasta convocar elecciones generales. No ven probable tampoco que Sánchez se presente a una 2da investidura, ya en septiembre, Sino más bien más bien optará de forma directa por nuevos elecciones sin ceder a las exigencias de la capacitación morada de disponer ministros en el Gobierno.

Una 2da convocatoria electoral que el PP mantienen que sería un «disparate», A pesar de que estiman que serían los únicos, junto con el PSOE, que podrían salir beneficiados.  Razón por la que los líderes del PP consultados por Efe no ven la posibilidad de que se genere una repetición electoral que no le vendría bien ni Pablo Iglesias, ni a Albert Rivera, de ahí que, y Así lo han manifestado, esperan que alguno de ellos haga lo posible por evitarla.

de hecho, apuntan que el propio Sánchez piensa que al final la capacitación naranja optaría por la abstención para eludir esta cita. Casado se encontraría cómodo tanto con una abstención por una parte de los naranjas, una opción que ha dicho en múltiples ocasiones que no criticaría, tal como si mantiene su estrategia actual de no facilitar la investidura de Sánchez.

En cualquiera de los dos casos Casado gana, Conforme han indicado fuentes del encuentro, en el primero puesto que se haría con todo el campo que corresponde a la oposición. En el 2do, puesto que piensan que la negativa de Rivera a facilitar el Gobierno de Sánchez marcaría el perfil «moderado» de Casado como «un hombre de Estado».

De ahí que Casado haya abandonado en las últimas semanas el tono duro contra Ciudadanos que adoptó Después de las elecciones generales, con sus críticas a la negativa de establecer un pacto para unificar el voto del centro derecha y poniendo en duda el supuesto liberalismo de Rivera.

Ahora todas y cada una y cada una sus referencias públicas al jefe de los naranjas son para agradecer su «generosidad» en los pactos en las distintas autonomías y ayuntamientos y De la misma forma inclusive para afirmar que lo ve como un «jefe consolidado», pese al cisma interno de los últimos días. Lo que está claro, y Así se lo ha hecho saber Casado a Sánchez, es que el PP no va a facilitar la investidura del socialista como 1er magistrado del Ejecutivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here