La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha denegado las medidas ‘cautelarísimas’ que los prófugos de el poder judicial Carles Puigdemont y Toni Comín le hubieran pedido al Alto Tribunal a fin de que no se aplicase la Resolución de la Junta Electoral Central (JEC) que rechazaba la propuesta de los separatistas de tomar posesión del acta de eurodiputados sin pasar por España. Si los dos líderes vienen a nuestro país desde Bélgica, lugar donde se han instalado, serían detenidos de forma urgente por la causa del procés.

Se trataba de la promesa de acatamiento de la Constitución por imperativo legal efectuada por los dos legisladores electos al Parlamento Europeo, que fue entregada ante la JEC por el abogado de los dos, Gonzalo Boye. Pedían, Además, que el Supremo dejara sin efecto un 2do pacto por el que se informó a la Eurocámara que se declaran vacantes los escaños correspondientes a Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Antoni Comín, y suspendidas todas y cada una y cada una y cada una de las prerrogativas que les pudieran corresponder por razón de su cargo.

En su recurso, tanto Puigdemont como Comín alegaban como circunstancias de singular emergencia la celebración el próximo 2 de julio de 2019 de la sesión constitutiva del Parlamento Europeo, que sucederá en Estrasburgo (Francia) y en que sin ellas podrían verse privados de su derecho a asistir a Exactamente la misma y de su derecho a asistir al resto de sesiones parlamentarias hasta el instante en que se genere sentencia estimatoria.

En su resolución el Supremo llama la atención, en 1er lugar, acerca de el hecho de que los acuerdos de la Junta Electoral Central impugnados fueron adoptados el 20 de junio pasado al tiempo que los recurrentes no han interpuesto este recurso hasta el 26 de junio. asevera, Además, que no aprecia las circunstancias de singular emergencia alegadas por los recurrentes para la adopción de dicha medida cautelar sin oír a la parte contraria, tal como establece el artículo 135 de la Ley de la Jurisdicción.

apunta que «el mantenimiento de la efectividad de los acuerdos de la Junta Electoral Central recurridos no crea una ocasión irreversible que exija decidir ahora acerca de las pretensiones cautelares presentadas, las cuales pueden ser examinadas y resueltas en el breve margen de tiempo previsto en el artículo 131 de la Ley de la Jurisdicción. Por tanto, no se producirán perjuicios irreparables para los recurrentes, si debieran prosperar sus razones«.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here