Las rosquillas de nata fritas son una de las recetas tradicionales más especiales que existen. En este dulce se esconde el secreto de la eterna felicidad. La base primordial de las rosquillas es una nata que conseguirá crear una pasta mucho más suave. Esta maravilla deberá ,Debido a la llegada de un tanto de ralladura de limón, un aroma fresco y afrutado que culminara de Abarcar de gloria este postre. Si te apetece recuperar los sabores de siempre y en todo momento y en todo momento y en toda circunstancia en un bocado dulce, toma nota de de qué forma se preparan las mejores rosquillas de nata fritas que hayas probado jamás.

Ingredientes:

  • 1 taza de nata
  • 2 huevos
  • 100 gr de azúcar
  • 2 cucharadas de levadura en polvo
  • 1 limón
  • Harina
  • Aceite
  • Sal

de qué forma preparar unas rosquillas de nata fritas

  1. Empezamos este delicioso dulce preparando los ingredientes primordiales, es especial que sean lo más frescos posibles. en un caso De esta manera la nata Será la verdadera protagonista de este dulce. La ponemos de forma directa en un bol y empezamos a batirla.
  2. Le iremos incorporando poco a poco el azúcar hasta el instante en que vaya cogiendo consistencia. en el instante esté lista, el truco está en ponerle un tanto de sal, quedará mucho más consistente.
  3. Para darle el sabor preciso rallaremos la cáscara de un limón y se la incorporamos de forma directa, es especial que no tenga nada de la parte blanca o bien podría amargar este dulce.
  4. Batimos los huevos en un cuenco y se los añadimos a la nata, es especial que este proceso sea lo más lento posible. Ir poco a poco nos asegurará que la nata no se baje y siga sosteniendo esa textura que precisamos para crear unas rosquillas impresionantes.
  5. Llega el turno de añadir la harina. La volumen de harina es relativa, la que la propia masa vaya solicitando. La textura de unas rosquillas tradicionales no ha de ser muy intensa, No obstante nos debe avalar trabajar con ella con las manos. en el instante no se pegue Será el instante ideal para dejar de añadírsela.
  6. Formamos pequeños cilindros con la masa, nos untamos las manos con aceite a fin de que no se nos pegue la masa. en el instante tenemos listas las rosquillas, calentamos el aceite, es especial que esté muy caliente a fin de que las masa quede perfectamente cocinada.
  7. Incorporamos las rosquillas y Aguardamos a que se doren. en el instante estén listas las vamos retirando de la sartén y ponemos acerca de un tanto de papel absorbente, De esta manera eliminar el aceite sobrante. Tendremos listo un dulce clásico que estará increíble, en frío les podemos añadir un tanto de azúcar glass por arriba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here