Kevin Durant no volverá a jugar esta temporada en la NBA y quizá la proxima tampoco. A falta de que las pruebas oficialicen que sufrió un rotura en el tendón de Aquiles en el quinto encuentro de la finales, el Deportista tiene un as en la manga a fin de que este contratiempo no haga trizas su cartera.

El alero firmó en el verano pasado un acuerdo con un año asegurado como Deportista de Golden State y otro más opción únicamente dependiente de él. De esta manera las cosas, todo hace indicar que Durant ejercitará su opción de Deportista para renovar el acuerdo y continuar cobrando los 31,5 millones de dólares a los que tiene derecho. Así, el que fuera MVP de la NBA va a poder salir en el verano de 2020 al mercado de agentes libres Después de que se especulase con que debía un preacuerdo con los New York Knicks.

Durant forzó para estar en el quinto encuentro de las finales Después de más de un mes de baja y apenas Después de haber jugado 14 minutos se produjo una nueva lesión diferente a la del muslo y mucho más grave como el tendón de Aquiles.

El Deportista, mas, podría hacerle una faena al club de la Bahía de San Francisco ejecutando su acuerdo sin poder jugar –su tiempo de baja por el Aquiles podría ser nueve meses– y encima impidiendo cualquier tipo de refuerzo en el mercado de agentes libres por el límite salarial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here