Los primeros presupuestos no socialistas de Andalucía están en la cuerda floja. Vox no quiere aprobar unas cuentas que considera la continuación del legado socialista y Ciudadanos no está dispuesto a ceder en ante de los de Abascal. Atrapado entre las dos posturas está el PP, con el 1er magistrado de la Junta, Juan Manuel Moreno, a la cabeza.

El PP sabe que el rechazo de las cuentas se convertiría en un enorme fracaso para el recién estrenado gobierno. Para procurar evitarlo, los de Juanma Moreno han contactado con Vox con la pretensión de suavizar el entorno y llegar a un pacto entre los dos partidos, que no semejan estar dispuestos a dar su brazo a torcer.

El pasado lunes saltaban cada una y cada una y cada una de las alarmas. Vox proyectó un órdago y aseguró una enmienda a la totalidad de los Presupuestos de PP y C´s. «Se alejan de todo lo que se decía que se iba a hacer por una parte del nuevo Gobierno”, se quejó el portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández. De Exactamente la misma forma que informó Abascal a Rivera a nivel nacional, Vox no aceptará “trágalas” por una parte de Ciudadanos.

La noticia removió los despachos de la Junta que ven peligrar los que serían los primeros presupuestos no socialistas de Andalucía. mas, la forma de enfrentar la ocasión ha sido distinta en Ciudadanos y en el encuentro Popular. Los primeros prefieren preservar el cordón sanitario al encuentro de Abascal y los segundos, prefieren tomar una posición de mediadores entre las formaciones.

Conforme fuentes cercanas al conjunto parlamentario de Vox, “el tono se ha rebajado, mas no hay pretensión de negociar” por una parte de C’s. mas, y desde el anuncio de la enmienda que sería presentada ya Ya antes de final de semana, el PP ha intentado por todos y cada uno de los medios que Vox cese con sus exigencias y apoye los presupuestos autonómicos.

“No podemos aprobar unas cuentas que suponen lo mismo que había ya Ya antes ¿Dónde se halla el cambio entonces?”, mantienen exactamente las mismas fuentes. Vox, que fue preciso para la investidura del 1er magistrado Juanma Moreno y en consecuencia, decisivo a la hora de echar al PSOE de lo que hasta el instante era su feudo, no quiere aprobar unos presupuestos que considera continuistas.

Ni se charlan

Los populares han contactado con Vox para negociar una salida a la encrucijada, algo bastante difícil de llevar a cabo sin la colaboración del encuentro de Albert Rivera, que no semeja dispuesto a cooperar. Por el instante, de esos contactos no ha salido nada fructuoso.

La solución únicamente pasa por la cesión de alguna de las dos formaciones a las exigencias de la otra. Lo cierto es que, hasta el instante, no han existido comunicaciones entre los partidos ‘enfrentados’ con lo que ni siquiera existe esa posibilidad.

En tanto el tiempo corre y el gobierno de alianza semeja abocado a perder los votos de los 12 legisladores de Vox para aprobar sus primeros presupuestos Después de cuarenta años de socialismo en Andalucía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here