Esta mousse de requesón es un postre simple, rápido y delicioso. Vamos a emplear una buena materia prima que se convertirá en la base de una combinación de sabores increíble. El requesón es un tipo de queso tierno que tiene infinidad de posibilidades en la cocina. Podemos hacer con él todo tipo de platos salados, como raviolis o bien ensaladas y, A su vez, cocinar dulces como éste. Solo necesitaremos 3 ingredientes más para alcanzar cocinar esta mousse. Los huevos, la leche condensada y un tanto de limón serán los encargados de hacer brillar el requesón. Atrévete a probar una mousse de requesón exquisita.

Ingredientes:

  • 250 gr de requesón
  • 2 limones
  • 6 cucharadas de leche condensada
  • 3 huevos

de qué forma preparar una mousse de requesón

  1. Esta mousse de requesón es tan fácil de cocinar que te sorprenderá gratamente. Solo tendremos que hacernos con los ingredientes precisos. El requesón es un tipo de queso en el que la frescura se nota especialmente, debemos hacernos con el mejor que encontremos en el mercado. disponer una base perfecta nos asegurará el resultado final.
  2. Ponemos el requesón en un bol. Seguiremos con los huevos, separamos las yemas de las claras. En cualquier mousse este paso es indispensable para poder alcanzar la textura que necesitaremos.
  3. Añadimos las yemas de forma directa con el requesón. Batimos con las varillas eléctricas hasta disponer una crema. Endulzamos esta base con las 6 cucharadas de leche condensada. Este ingrediente le aportará esa textura y cremosidad requerida.
  4. Nos ponemos manos a la obra con los limones. Rallaremos la parte exterior de un limón con cuidado de no llegar a la parte blanca que podría amargar el postre. Exprimimos los dos limones, incorporamos el zumo y la ralladura del limón en la mezcla anterior. Le dará una frescura extra y ese sabor cítrico que combinará a la perfección con el requesón.Receta de mousse de requesón
  5. Llega el punto más esencial de esta receta, batir las claras a punto de nieve. Debido a este paso conseguiremos darle la textura requerida a este postre, le ponemos una cucharada de azúcar glass para endulzarlas y alcanzar que se mantengan más firmes. en el instante estén listas las mezclamos con el preparado anterior con cuidado de que no bajen las claras.
  6. Colocamos en vasitos individuales para poder desmoldar la mousse más tarde. La mantendremos en la nevera hasta el instante de servir. Podemos decorarla con un tanto de chocolate fundido y unas nueces, tendremos listo un postre de los que hacen historia y A su vez, es muy simple de preparar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here