El autodenominado ‘Consell per la República Catalana’ de Carles Puigdemont y Quim Torra está organizando un escrache ante al Parlamento Europeo el próximo 2 de julio, el día en el que se constituye esta corporación europea, en Estrasburgo.

En un parte, solicita una movilización masiva para exigir al Estado que cumpla con la resolución del conjunto de trabajo de Detenciones Arbitrarias del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y libere a los presos independentistas; para reclamar al Parlamento Europeo que permita la entrada de los eurodiputados catalanes, y para eludir «la degradación democrática de Europa».

De esta forma, el ‘Consell per la República Catalana’ se coordinará con las entidades y sociales que apoyen la movilización, y demanda la solidaridad de otras que se sientan concernidas «en la defensa de los derechos y la democracia en Europa».

Este ‘Consell per la República’ nació con pomposidad en el Palau de la Generalitat, en un acto que fue presidido por Quim Torra, y que se convirtió en un homenaje a la figura de Puigdemont, entonces -octubre de 2018- justo un año Después de irse a Bélgica para no disponer que dar explicaciones ante el poder judicial española.

El llamado ‘Consell per la República’ tiene forma de fundación privada que Asimismo recibirá aportaciones públicas. Para formarlo, se realizó un minucioso trabajo de los equipos legales a fin de que no exista ningún agujero que pueda provocar nuevos inconvenientes judiciales a la Generalitat. Una de las cuestiones que más intranquiliza a la oposición es si este chiringuito usurpará o bien no la imagen gráfica de la Generalitat, como ya ha hecho Puigdemont en el último año, lo que puede llevar a equívocos internacionalmente.

Eso sí, esta corporación reconoce que la ‘república catalana’ no existe. Desde el punto de vista jurídico es pertinente, por el hecho de que al no materializarse como una corporación «de la república» inexistente, no puede ser perseguido judicialmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here