El Gobierno alemán ha tenido que efectuar un llamamiento este sábado que recuerda tiempos que infamia en Alemania. El máximo responsable de la administración Merkel contra el antisemitismo, Felix Klein, ha pedido a la comunidad judía alemana que no luzca la folklorico kipá –gorra ritual hebrea- en lugares públicos ante al peligro de ataques antisemitas.

Con unas elecciones europeas en ciernes, la 1era potencia económica del Viejo Continente se percibe obligada a efectuar este vergonzoso llamamiento, ante la imposibilidad de resguardar a la población judía de los posibles ataques racistas.

«Me entristece decir que no puedo recomendar que los judíos lleven kipá en Alemania», Conforme dichos realizadas este sábado a los diarios del conjunto alemán de comunicación Funke hechas por el comisario para el antisemitismo ante al incremento de los ataques contra la población judía.

Klein ha estimado que 9 de cada 10 ataques antisemitas en Alemania son perpetrados por individuos de extrema derecha, «muchos más que los que puedan perpetrar los musulmanes intoxicados por canales de televisión árabes que retransmiten una imagen terrible de Israel y los judíos».

En los últimos años, las estadísticas exhiben un preocupante incremento de ataques contra la población judía, incluyendo el de agresiones físicas. El número de delitos de esta índole creció un 10% entre 2017 y 2018 – de 1.504 a 1.646 –, y los casos más extremos, con agresión de por medio, se dispararon de 37 a 62 % en ese mismo periodo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here